Portes gratuitos en pedidos superiores a 80 €

Cómo diseñar una lámpara propia: todos los componentes que necesitas

Como diseñar una lampara

Cuando hablamos de decoración, cada casa es un mundo y, por eso, requiere de elementos que se adapten a ella: por ejemplo, ante la falta de metros cuadrados, la mejor solución son los muebles verticales. De igual modo, la iluminación exige que nos adaptemos a aspectos variables como la luz natural, la orientación de la vivienda, la disposición de las estancias… Todo ello sin olvidarnos del plano estético. Si lo que queremos es crear un hogar a nuestro gusto, original y bonito, la mejor opción pasa por lámparas únicas o bombillas originales. Pero, ¿por qué no diseñar directamente nuestra propia lámpara?

Probablemente nunca te lo habías planteado, pero diseñar tu propia lámpara puede ser la manera más fácil de personalizar al máximo la decoración de tu hogar. Y lo mejor de todo es que es algo mucho más sencillo de hacer de lo que a priori pudiera parecer. Solo hace falta algo de imaginación y una inversión que pueda ajustarse a tu presupuesto. Después, debemos pensar en los aspectos materiales, estéticos o tecnológicos que nos harán falta para diseñar nuestra lámpara. Y, por último, debemos tener en cuenta el uso de la luz que queremos darle: no es lo mismo iluminar un rincón alejado de un despacho que actuar como lámpara principal del salón.

Las partes de una lámpara

Una vez tengamos una idea general de lo que queremos, hay que empezar por definir el aspecto físico de nuestro diseño. Y, para ello, conviene recordar qué partes tiene una lámpara:

  • Cable: La pieza tecnológica más importante, ya que conecta toda la lámpara a la red eléctrica
  • Regleta de conexión: Conecta la estructura al cableado. Suele ir oculta.
  • Rosetón, florón o remate: Actúa como base o enganche en las lámparas de techo o de pie.
  • Aplique: Alternativa al rosetón para lámparas de pared.
  • Prisionero o prensacables: Si queremos que haya una parte visible del cable.
  • Portalámparas o casquillo: Donde acaba el cableado y se junta con el plato y la bombilla.
  • Plato o pantalla: Recubre la bombilla y sirve para delimitar y orientar la luz.
  • Bombilla: Fuente de luz.

Trucos para diseñar una lámpara de forma sencilla

Como habrás adivinado, lo principal a la hora de escoger un diseño para tu nueva lámpara es definir qué tipología quieres que sea: de pie, de techo, de pared… Una vez definida, lo importante es pensar en cómo encajará en el lugar que le has asignado mentalmente en tu hogar. Por ejemplo, si queremos diseñar una lámpara de pie para un rincón sin mucha luz natural, tal vez nos interese crear una estructura alta y flexible, capaz de iluminar el máximo posible y de ajustar su altura y dirección cuando lo necesitemos.

Si, por el contrario, queremos una lámpara secundaria en un entorno bien iluminado de por sí, tal vez queramos una estructura más minimalista y rígida, del estilo de una lámpara de escritorio. En este sentido, el segundo aspecto clave de nuestra lámpara es, sin duda, la luz: no es un objeto en sí misma, pero ocupa un espacio; al mismo tiempo, es el único elemento de nuestra lámpara capaz de describir el espacio que la rodea. Saber de antemano qué queremos iluminar, o si queremos una luz cálida o fría, es determinante a la hora de crear un diseño estéticamente bonito a la par que útil.

Componentes para diseñar una lámpara

Bombillas

Ya hemos hablado anteriormente de la importancia de las bombillas a la hora de iluminar nuestro hogar. En este sentido, existen opciones para todos los gustos como las bombillas LED decorativas, luces globo, luces Edison, bombillas Abrazo, bombillas Caracol, con forma de botella de cerveza… hasta las bombillas Smart-Wifi, capaces de conectarse a la red para ofrecer increíbles juegos de luces desde un único punto de iluminación.

Cables testiles

Pero las bombillas no son el único componente que puede marcar la diferencia cuando queremos diseñar nuestra propia lámpara. De hecho, en Cablelamp disponemos de todos los elementos necesarios para que puedas crear a tu gusto con los mejores materiales. Por ejemplo, los cables textiles, como el cordón eléctrico, los flexi-tubes o las guirnaldas.

Florones de techo

También contamos con otros componentes realmente estéticos, como los florones de techo. Hablamos de la parte que se encuentra generalmente en el techo o en la pared para esconder las conexiones eléctricas de un punto de luz y sujetar las lámparas a la pared o al techo, según donde se encuentre la fuente de alimentación.

Portalámparas

Los portalámparas son esenciales en cualquier lampara, es importante distinguir los diferentes tipo de portalámparas, los más comunes son los de rosca E27 y E14, compatibles con la mayoría de bombillas del mercado.

Jaulas y pantallas

Por último, otra opción para personalizar las lámparas con accesorios únicos son las jaulas y pantallas, perfectas para una iluminación que atraerá todas las miradas. La cerámica trabajada a mano es el material usado para crear lamparas sorprendentes con formas clásicas. El metal realza el estilo minimalista. Las pantallas textiles son un clásico que siempre vuelve para adaptarse a nuestras lámparas.


Mario Pereiro



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.