Portes gratuitos en pedidos superiores a 80 €

Cómo decorar con cable textil: ideas perfectas para ‘vestir’ tus lámparas y bombillas

Cable textil para decorar

Imaginemos la siguiente situación: terminamos de decorar nuestra casa. Hemos elegido las bombillas adecuadas para cada habitación y las lámparas destacan por su originalidad y diseño, tanto que no se libran de captar la atención de cada una de nuestras visitas. Todo parece perfecto, casi de revista. O, bueno, casi todo. Porque hay un detalle, un pequeño detalle que nos provoca cierto quebradero de cabeza. Los cables de las lámparas y de las bombillas no terminan de encajar en un ambiente que a priori parecía idílico: están a la vista y además no terminan de congeniar con el resto de los muebles. Esta es una escena que bien podría darse si hemos pasado por alto una de las grandes tendencias decorativas de los últimos años: el cable textil. 

Pero, ¿qué es el cable textil o el cable eléctrico decorativo? Realmente su significado no guarda ningún misterio: los cables eléctricos son los elementos que se utilizan para conducir la electricidad, debido a su alto nivel de conductividad, al estar fabricados con cobre. En algunos casos también se utiliza el aluminio, a pesar de que la conductividad sea menor, pero a nivel económico resultan más asequibles. Para evitar que esos componentes entren en contacto directo con nosotros debido a los evidentes peligros de la electricidad, y para trabajar como aislantes al agua o al sol o directamente con otros cables, los cables se recubren, generalmente con plástico. 

Bien, pues precisamente ese recubrimiento no tiene porque ser de plástico, negro o blanco, que es el que todos podemos tener en nuestra cabeza cuando escuchamos hablar de los cables eléctricos. Hay también distintas formas de ‘vestirlos’ con materiales textiles, como por ejemplo la seda o el algodón natural (obviamente, sin dejar de lado los componentes aislantes), y que dan infinidad de juego y posibilidades a la hora de decorar la iluminación de nuestro hogar. 


Ya imaginamos que nuestro nombre, Cablelamp, os habrá dado alguna pista sobre  lo apasionados que somos del cable textil, no solo por las evidentes ventajas que, como decimos, ofrecen a nivel estético, sino también porque son ideales para renovar y dar una gran originalidad a cualquier lámpara, ya sea de techo, de pared, para una mesilla de noche o hasta una lámpara de suelo. Vale, pero… ahora que conocemos la teoría, ¿cómo podemos realmente sacar partido a los cables textiles? Partiendo de la base de que no todos son iguales, veamos a continuación distintas ideas que nos pueden ayudar a decorar nuestro hogar con este original componente.

Cables textiles: para lámparas de mesa o colgantes

Cable textil para lámpara de mesa
Cable textil para lámpara de techo

Ya lo comentábamos anteriormente: prácticamente cualquier dormitorio cuenta con una mesilla de noche sobre la que descansa una lámpara. Bien, pues aunque no lo creamos el cable de esta lámpara puede dar mucho juego, tanto por su material como por su color, que podemos combinar con el resto de muebles de la habitación o, incluso, la propia lámpara. 

Por eso, los cables textiles de calidad son lo más adecuado para proyectos de iluminación en los que queramos aportar un aspecto elegante y moderno. En este sentido, los cables efecto seda, con colores brillantes y relucientes son, sin duda, perfectos, para aportar ese toque diferenciador y totalmente seguro, gracias a su revestimiento con doble aislamiento. 

También dan multitud de opciones para lograr un efecto natural en combinación con elementos vintage como el latón, cobre, hierro o porcelana, ya que se pueden combinar estos cables con los acabados cromados o satinados.

Cables textiles para terrazas y jardines

Cable textil para decorar jardin
Cable textil para terraza

Obviamente, en el terreno de la decoración con cable textil no podían faltar las zonas de exterior, como terrazas y jardines. Los cables para exteriores de Cablelamp están fabricados para crear lámparas colgantes de suspensión o para una iluminación para exteriores totalmente personalizadas, según las necesidades y, por supuesto, acorde a la decoración. 

Además, estos cables utilizan conductores flexibles con cobre electrolítico rojo con doble recubrimiento de caucho elastomérico, adecuado para  temperaturas de funcionamiento entre 25 grados centígrados hasta 60 grados centígrados. Dicho de una forma más sencilla: tienen un alto grado de protección extra a la lluvia o al sol. 


En este caso concreto, el cable que hemos elegido para nuestra terraza cuenta con un revestimiento de Yute, un material 100% reciclable y biodegradable que se extrae de la corteza del yute blanco, una planta herbácea de la India. Esto le otorga, tal y como apreciamos en las imágenes, un toque natural a las zonas de iluminación en espacios exteriores.

Cómo decorar con guirnaldas durante todo el año

Guirnalda para la terraza

Normalmente solemos asociar las guirnaldas a la época navideña. Y aunque esta sea una creencia certera, ya que es cuando más se emplean, lo cierto es que hablamos de un elemento decorativo que puede utilizarse en nuestro hogar, tanto en interior como en exterior, en cualquier momento del año. Son, pues, la solución perfecta para iluminar jardines, pérgolas o terrazas; ideales incluso para dar un toque de diseño original a una pared. 


En Cablelamp somos partidarios del sistema de Guirnaldas Lumet, ya que es la solución ideal de iluminación para crear ambientes en espacios al aire libre como jardines, terrazas, balcones; o también en grandes espacios interiores como lofts u oficinas.

Decorar con cordón eléctrico

Cordón eléctrico
Cordon para decorar una bombilla

¿Y si transformamos los cables en cordones decorativos? En Cablelamp hemos adaptado los cordones anteriormente utilizados en pasamanería, añadiendo conductores eléctricos en el proceso de fabricación, lo que se ha transformado en un componente casi imprescindible para la fabricación artesanal de lámparas. 


Una opción que en Cablelamp nos encanta para decorar cualquier hogar, sobre todo aquellos que están cercanos a la costa, por su similitud con los cordones marineros, son estos cables eléctricos con doble revestimiento, que pueden estar recubiertos con el acabado textil de algodón natural o seda. Son perfectos para decorar florones de techo y portalámparas de madera natural, lo que nos dará unas lámparas colgantes de techo muy originales y con un estilo incomparable.


Mario Pereiro



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.